La prensa noticiera





«Llena dos pliegos de noticias sosas,
mezcladas con embustes garrafales;
otro par de noticias criminales:
sobre todo si son escandalosas;

Un poquito de modas asquerosas,
tres reclamos de dramas inmorales,
dos infundios de dos corresponsales
y un gramo de noticias religiosas.

Anuncios al granel; treinta o cuarenta,
telegramas de aquí y del extranjero;
su poco de toreo; un cuento (o cuenta).

Ponlo todo a cocer en un puchero;
pásalo mal después por una imprenta,
y tendrás un diario noticiero».

Flores de mi juventud 
o rimas y versos del M.R.P. Ambrosio de Valencina,
provincial de los PP. Capuchinos de Andalucía
(Sevilla, 1900)